Consejos para apreciar y guardar un buen vino

1) Para apreciar de mejor manera un vino, elegir una copa (no vaso) que tienda a cerrarse en la boca y a abrirse en la parte de abajo del cáliz.

2) El oxígeno es un amigo y enemigo del vino dependiendo de la oportunidad. Para permitir la disminución del olor a reducido del vino (producto del aislamiento del mosto por el corcho), abra la botella al menos quince minutos antes de degustar el vino. Si quedó vino y es vino blanco póngale el corcho o tapa y guárdelo en el refrigerador; si quedo vino y es tinto, utilice los “vacuum wine” que extraen el aire del interior de la botella e impiden la multiplicación de las bacterias acéticas que son capaces de convertir un buen vino en un buen vinagre.

3) ¿Puedo añejar o guardar un vino?
El vino es un ser vivo, es decir nace, crece, madura, envejece y muere. Cada vino está pensando y elaborado para un momento y una guarda determinada.
Los vinos jóvenes tintos se deben consumir dos o tres años posteriores a su elaboración. Los vinos que pasaron por barriles de madera pueden conservarse entre cinco y ocho años (dependiendo del tipo de madera) posteriores a su elaboración.

4) ¿Qué condiciones son recomendables para añejar un vino elaborado para guardarlo algunos años?

Evitar exposición al calor, la luz y las fluctuaciones de temperatura y humedad. Al almacenar adecuadamente aquellos vinos elaborados para guarda, pueden mejorar en aroma, sabor y complejidad.